Tipos de Préstamos Bancarios

Un préstamo es una operación financiera mediante la cual una persona, empresa, o entidad financiera o bancaria que se denomina prestamista, pone a disposición de un cliente, denominado prestatario, una cantidad de dinero mediante un contrato a cambio de obtener un interés por el mismo. En dicho contrato se obligará al prestatario a devolver dicha cantidad de dinero más los intereses generados en un plazo a través de una o varias cuotas.

Tenemos un mercado que ofrece una gran variedad de productos financieros, cada uno adaptado a unas necesidades diferentes. En el caso de los préstamos, se pueden clasificar en base al plazo, finalidad, requisitos o cualquier otro factor. En este artículo vamos a repasar los tipos de préstamos bancarios que puedes solicitar, de forma que te sirva de ayuda a elegir el que más se adapta a tus necesidades.

 

 

 

Principales características de los préstamos

Antes de conocer los diferentes tipos de préstamos que puedes elegir, conviene conocer las principales características o elementos que conforman este producto financiero, ya que su clasificación será realizada en base a ellos.

 

Importe

El importe, también llamado capital, es el principal elemento que tiene un préstamo, ya que indica la cantidad de dinero que el prestamista pone a disposición del prestatario. El dinero se suele disponer de una sola vez, aunque hay casos en los que se dispone según las necesidades, como es el caso de una línea de crédito.

 

Plazo de devolución

El plazo de devolución es el tiempo marcado en el contrato para realizar la devolución total de la totalidad del dinero prestado más los intereses generados. Este plazo viene marcado por la fecha de vencimiento, que será la fecha límite para realizar esta devolución. La devolución puede realizarse en una o varias cuotas, pudiéndose devolver en la mayoría de los casos de forma anticipada a través de una amortización parcial o total del préstamo.

 

Requisitos

Los requisitos corresponden a las condiciones que pide el prestamista para poder aprobar una solicitud de préstamo. Dentro de esta característica se encuentran la edad, nacionalidad, ingresos, o la garantía o aval.

 

Interés y comisiones

El interés es el precio que el cliente tiene que pagar por el dinero prestado. Además del interés, el prestamista puede definir unas comisiones a pagar, como son la comisión de estudio, la comisión de apertura, la comisión por amortización anticipada parcial o total, o la comisión por descubierto. Los intereses y las comisiones fijarán el precio total de la operación, que puede ser definido con parámetros como el TIN o la TAE.

 

 

Tipos de préstamos: préstamos personales

Los préstamos personales son un tipo de préstamo que se caracteriza porque el prestatario ofrece como garantía de pago del dinero prestado todos sus bienes presentes y futuros, no teniendo que ofrecer ningún bien como garantía adicional. El riesgo se calcula en base a los ingresos y gastos del prestatario, por lo que el riesgo para el prestamista puede ser elevado.

Los préstamos personales son los tipos de préstamos más utilizados, ya que se usan para la compara de bienes y servicios de consumo como puede ser la compra de un vehículo, electrodomésticos, muebles, o para financiar unas vacaciones o un evento.

Los préstamos personales se suelen clasificar en base a su finalidad, importe o requisitos, siendo los tipos mas importantes de préstamos personales que puedes solicitar los siguientes:

 

Préstamos al consumo

Los préstamos al consumo son un tipo de préstamo personal que se utiliza para financiar bienes de consumo de carácter duradero. El préstamo al consumo más frecuente s el préstamo para la compra de un coche, aunque también es usual utilizarlos para la compra de muebles para el hogar, electrodomésticos o productos tecnológicos.

 

Préstamos de estudios

Los préstamos de estudios ofrecen financiación para realizar estudios universitarios, estudios de postgrado o masters. Son muy utilizados en países como Estados Unidos y se están popularizando a nivel global en los últimos años.

 

Préstamos rápidos

Los créditos rápidos son otro tipo de préstamo personal que se ha hecho muy popular en los últimos años, ya que ofrecen una respuesta inmediata a la solicitud y suelen ser solicitados a través de Internet. Los préstamos rápidos están diseñados para financiar emergencias financieras o gastos inesperados. Dentro de los préstamos rápidos se encuentran los minicréditos, que ofrecen dinero al instante debido a que no necesitan de documentación para formalizar el contrato del préstamo.

Tipos de préstamos

 

Tipos de préstamos: préstamos con garantía

Los préstamos con garantía se caracterizan porque para poder formalizar el contrato del préstamo, el prestatario tiene que ofrecer un bien como garantía de pago. Si este bien no cubriera la totalidad del pago del préstamo, también tendría que responder con todos sus bienes presentes y futuros. Suelen estar destinados a financiar cantidades elevadas, aunque no siempre es así.

Los préstamos con garantía se pueden clasificar en los siguientes tipos:

 

Préstamos hipotecarios

Para poder solicitar un préstamo hipotecario, el prestatario tiene que ofrecer un inmueble en propiedad para ser hipotecado, de forma que sea la garantía de pago del préstamo. Suelen utilizarse para financiar importes muy altos, utilizándose normalmente para la compra de una vivienda. También pueden ser utilizados para reunificar deudas en un mismo préstamo o para emprender un negocio. En el caso de no devolver el dinero prestado, el prestamista podrá quedarse con la vivienda hipotecada para pagar la deuda contraída.

 

Préstamos con aval

Un aval bancario, también llamado avalista, es una tercera parte que responderá con sus bienes para en caso de que la deuda contraída entre el prestamista y el prestatario no sea satisfecha. Este tipo de préstamos son cada vez más frecuentes debido a la alta tasa de morosidad que está habiendo en los últimos años, y permiten que una entidad financiera acepte un préstamo a un prestatario que no cumple los requisitos necesarios para la aprobación.

 

Casas de empeño

Las casas de empeño son otro tipo de préstamo con garantía en el cual el prestatario ofrece un bien como garantía de pago del dinero prestado, no respondiendo también con sus bienes como ocurre en los préstamos hipotecarios. Normalmente las casas de empeño están especializadas en un tipo de bien, como puede ser una joya o un vehículo, y ofrecen al prestatario una cantidad de dinero correspondiente a un porcentaje de su valor real, de forma que si éste no devuelve el dinero prestado puedan revender el bien y así pagar la deuda contraída.

 

 

¿Qué préstamo elegir?

La respuesta a esta pregunta dependerá de las necesidades financieras que tengamos. Es por ello que comprender los tipos de préstamos te ahorrará tiempo y en muchos casos dinero, ya que si eliges el tipo de préstamo que necesitas, pagarás menos intereses.

Los factores que tienes que tener en cuenta para identificar los tipos de préstamos a elegir en cada momento son los siguientes:

  • Importe y plazo de devolución: Este factor será determinante a la hora de solicitar un préstamo, ya que cada tipo de préstamo dispone de un importe y plazos determinados.
  • Finalidad del préstamo: Los préstamos suelen clasificarse en base a su finalidad, por lo que normalmente este factor determinará el tipo de préstamo a solicitar, sobre todo al contratar un préstamo personal.
  • Urgencia: Si tienes una emergencia financiera, es posible conseguir el dinero a partir de 10 minutos por medio de minicréditos online. También dispones de los préstamos rápidos, que permiten conseguir el dinero en un plazo de 24 a 48 horas.
  • Requisitos a cumplir: En algunos casos es necesario elegir el tipo de préstamo a solicitar en base a los requisitos, como en el caso de utilizar un préstamo ofrecido por una casa de empeño, o solicitar un minicrédito sin requisitos.

Antes de contratar un préstamo compara las diferentes opciones que tienes disponibles, ya que podrás ahorrarte mucho dinero. Lee el contrato del préstamo y comprueba que entiendes todas y cada una de las cláusulas del mismo. También tienes que estar seguro de que vas a poder devolver el dinero en el plazo establecido, ya que de otra forma la entidad podrá aplicarte comisiones por impago e intereses adicionales, pudiendo incluso incluirte en listados de morosos.

 

 

Sobre la información mostrada en esta página

¿Qué información ofrece esta página? Esta página ofrece información sobre los tipos de préstamos que se pueden solicitar, indicando su clasificación y cómo elegir un préstamo. Este artículo ayudará a los usuarios entender mejor este producto financiero y no equivocarse al elegir el tipo de préstamo que necesitan.

 

Metodología y fuentes consultadas: La información proporcionada en este artículo ha sido elaborada por nuestro personal, y para su realización se han consultado varias fuentes de referencia en el sector.

 

Acerca de Teleprestamos: El objetivo de TelePrestamos es ayudar a los usuarios a comprender las características de los préstamos para que puedan elegir el que más se adapta a sus necesidades financieras en cada momento. Todos los servicios se ofrecen de forma gratuita a todos los usuarios y nuestros ingresos proceden de publicidad y productos que destacamos.

 

¿Necesitas ayuda? Si necesitas obtener ayuda o más información acerca de los tipos de préstamos o cualquier otro concepto relacionado, tienes a tu disposición nuestro servicio de atención al usuario, donde te puedes poner en contacto con nuestros expertos en financiación a través de varios canales de comunicación. Puedes enviarnos tus consultas o preguntas y te ayudaremos. También puedes dejar un comentario a continuación para darnos tu opinión sobre este artículo.

 

 

Acerca del autor

Comparate esta información
Última actualización del contenido
20 Feb. 2021
Valora esta información
Tipos de Préstamos Bancarios
5 (100%) 1 voto[s]

Deja un comentario